El jefe del Servicio Secreto, Mike Sullivan, dejará el cargo el 23 de febrero, después de 30 años de colaborar con la dependencia, informó un vocero.

No se anunció quién relevará a Sullivan, que se unió al Servicio Secreto en 1983 después de tres años como agente especial en la oficina del inspector general del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano. Se le nombró director en 2006.

Sullivan pudo haberse retirado del gobierno hace casi 10 años, pero prefirió quedarse para lo que resultó un periodo turbulento. El año pasado, en un testimonio ante el Congreso, Sullivan se disculpó por la conducta de los empleados del Servicio Secreto involucrados en un escándalo en el que se dijo que habían pagado a prostitutas en Colombia.