El Super Bowl del próximo año en el estadio de los Giants y Jets será crucial para decidir si el partido por el título de la NFL vuelve a disputarse en recintos al aire libre de ciudades con clima frío en invierno, dijo el viernes el comisionado de la liga Roger Goodell.

El mandamás de la NFL señaló que la liga "estará preparada para el factor del clima" para el partido del 2 de febrero de 2014 en East Rutherford, Nueva Jersey. También señaló que espera que el clima no sea "tan extremo".

El codueño de los Giants de Nueva York, John Mara, cree que una buena exhibición en 2014 permitirá que el estadio tenga una oportunidad de organizar otro Super Bowl en el futuro.

"De lo contrario, será mucho más difícil convencerlos", indicó Mara.

Cuando le preguntaron sobre las críticas del quarterback de los Ravens, Joe Flacco, a jugar un Super Bowl en el frío, Mara respondió que "hay otra gente comparte esa opinión, pero... creo que nos reivindicaremos el próximo año".