El lanzamiento del iPhone 5 y la declinante popularidad de los teléfonos que no son multiusos catapultaron a Apple por primera vez como el mayor vendedor de celulares en Estados Unidos en la última temporada navideña, informó la firma de investigación Strategy Analytics.

La firma calcula que Apple vendió 17,7 millones de todos sus modelos de iPhone a compradores estadounidenses en el período octubre-diciembre, lo que significa uno de cada tres teléfonos nuevos en el mercado.

Samsung Electronics de Corea del Sur le siguió de cerca, con 16,8 millones de celulares, incluso los no multiusos. Samsung ha sido el mayor vendedor de teléfonos en el mercado estadounidense desde 2008, dijo Strategy Analytics.

A nivel mundial, Samsung sigue siendo el mayor vendedor de celulares, según otra firma de investigación, IDC. Apple está en tercer lugar con 9,9% del mercado.