El ex alcalde de Nueva York, Ed Koch, un político mordaz y combativo que estuvo tres periodos en el cargo y rescató a la ciudad del borde de la ruina financiera, murió el viernes. Tenía 88 años de edad.

Koch, quien encarnó a la Ciudad de Nueva York ante el mundo, falleció a las dos de la mañana en el hospital Presbyterian/Columbia de Nueva York, dijo el portavoz George Arzt. El funeral se efectuará el lunes en el templo Emanu-El en Manhattan.

Koch fue internado el lunes con falta de aliento y el jueves fue trasladado a una unidad de cuidados intensivos para vigilar más estrechamente el fluido de sus pulmones y piernas. Había sido dado de alta hacía dos días después de ser atendido porque tenía agua en los pulmones y piernas. Previamente estuvo internado el 19 de enero.

Tras dejar el cargo en enero de 1990, Koch afrontó diversos problemas de salud, incluidos de índole cardiaca.

En 2011, el puente de acero de Queensboro, que conecta Manhattan con Queens, fue rebautizado con el nombre del ex alcalde.