La Roma cayó el viernes en su propio feudo por 4-2 ante el Cagliari, un revés que deja en una precaria situación a su técnico checo Zdenek Zeman.

El club romano no ha ganado un solo partido de los cinco que disputó en 2013, para caer al octavo lugar en la tabla de posiciones, con la segunda peor defensa del campeonato.

Recién habían entrado a la cancha, y ya la Roma estaba con un gol en contra convertido por volante belga Radja Nainggolan a los tres minutos, tras un centro preciso de Marco Sau.

A los 35 minutos, el capitán Francesco Totti le dio el momentáneo y efímero empate a la Roma con un gol de tiro libre, su 223ra diana con la camiseta romana.

El segundo gol del Cagliari fue por un grave error del portero uruguayo de la Roma, Mauro Goicoechea, que soltó el balón en un centro alto y lo mandó dentro de su propio arco a los 46 minutos.

Cuando la Roma aún no se recuperaba de la pifia, vino el otro tanto del Cagliari, convertido por Sau (53), en un centro del colombiano Segundo Ibarbo.

A los 71, Francesco Pisano anotó el cuarto, tras pegar en el palo un tiro de Sau. Poco antes, Ribeiro había golpeado también un palo, con la Roma totalmente entregada a su suerte.

El segundo tanto de la Roma se produjo en los tiempos de descuento, cuando ya no podía cambiar la situación, marcado por el brasileño Marquinho.

El Cagliari quedó con 24 puntos. Juventus es puntero con 49, seguida por Napoli con 46.

La 23ra fecha continuará el sábado con Torino-Sampdoria y Napoli-Catania. El domingo jugarán Chievo-Juventus, Fiorentina-Parma, Genoa-Lazio, Milan-Udinese, Palermo-Atalanta, Pescara-Bologna y Siena-Inter.