El volante uruguayo Juan Pablo Rodríguez fue presentado el jueves como refuerzo de Pumas, pero no podrá jugar al menos hasta la sexta fecha del torneo Clausura mexicano porque no tiene la visa de trabajo.

Rodríguez, quien llegó a México procedente de All Boys de Argentina, superó con éxito las pruebas médicas y oficialmente se presentó como el último refuerzo foráneo de los universitarios.

"Estoy muy feliz de haber llegado al club más importante que me toca en mi carrera, y espero devolver toda la confianza a los entrenadores y dirigentes con el trabajo en cancha", dijo Rodríguez durante su presentación. "Vine para aportar, estoy en un buen momento de mi vida personal, así que espero aportar lo que me corresponde".

El gerente deportivo de Pumas, Roberto Medina, informó que el jugador saldrá del país para realizar el trámite de la visa de trabajo y no podrá jugar el próximo fin de semana.

"Hace falta complementar el tema de la visa del trabajo porque primero tenía que firmar el contrato con el club para pasar al siguiente proceso. Saldrá del país para complementar ese trámite, para que la próxima semana esté al ciento por ciento", dijo Medina.

Pumas espera que Rodríguez, quien en México ya jugó para San Luis y Ciudad Juárez, pueda ayudarlos a romper una sequía de tres temporadas consecutivas sin avanzar a la liguilla.

"Vengo a aportar mi fútbol, mi personalidad y mis ganas, para lograr que Pumas vuelva a estar en los primeros lugares. Pero no soy un salvador, sólo Messi es un salvador", agregó el jugador.

Pumas juega el domingo ante Santos.