La transferencia del delantero argentino Mauro Zárate de la Lazio al Dínamo de Kiev se cayó a ultimo minute, anunció el jueves el jugador.

Zárate acusó al presidente de la Lazio, Claudio Lotito, de haber impedido el acuerdo.

"No ha habido ningún problema de cláusula rescisoria, son todas cosas que inventa vuestro presidente, que pide una cosa y que cuando se la aceptan, pide otra más", escribió en su cuenta de Twitter, en un mensaje dirigido a los hinchas del club.

Según el Corriere dello Sport, la negociación no habría prosperado porque el jugador habría puesto como condición que fuera establecida una cláusula de rescisión muy baja, de solo cinco millones de euros (6,7 millones de dólares), con un contrato hasta junio de 2014.

Kiev lo habría rechazado porque invertiría 11 millones de dólares y al término de su contrato recibiría menos.

De todos modos, el diario precisa que el jugador todavía podría pasar al club ucraniano porque su mercado cierra el 27 de febrero.

Zárate, 25 años, nació futbolísticamente en el Vélez Sarsfield argentino, de donde salió en el 2007. Pasó por Qatar y en 2008 llegó a la Lazio. En 2011 jugó a préstamo en el Inter, con escasa fortuna, a fines de ese año volvió a la Lazio y en el segundo semestre del 2012 fue marginado del equipo.