El defensor Arthur Jones de los Ravens de Baltimore está entre los jugadores de la NFL que desean que la liga y el sindicato lleguen finalmente a un acuerdo sobre una forma de aplicar exámenes de sangre para detectar la hormona de crecimiento humano.

"Desearía que los señores no hicieran trampa. Para eso hace uno todo este trabajo adicional y este entrenamiento extra. Desafortunadamente, probablemente hay algunos señores, tal vez un puñado, que lo hacen (consumen sustancias prohibidas que mejoran el rendimiento). Es desafortunado. Hace que el deporte pierda brillo", afirmó Jones.

"Sería justo que apliquen los exámenes de sangre", agregó. "Espero que diluciden cómo lograrlo".

Cuando Jones y los Ravens enfrenten a los 49ers de San Francisco el domingo en el Super Bowl, habrán pasado dos temporadas completas sin que se aplique una sola prueba para detectar la HGH — siglas en ingles de la hormona_, a pesar de que la liga y la Asociación de Jugadores de la NFL prepararon el terreno para que así se haga en el contrato colectivo de trabajo a 10 años que firmaron en agosto de 2011.

Desde entonces, las partes han forcejeado con relación a diversas cuestiones vinculadas al asunto, principalmente la insistencia del sindicato de que necesita más información en torno a la validez de un examen empleado en los deportes olímpicos y en el béisbol de las Grandes Ligas. La HGH es una hormona anabólica que mejora el rendimiento, es difícil de detectar y ha sido vinculada con problemas de salud como diabetes, fallas cardíacas y artritis.

"Si hay señores que usan (HGH), definitivamente se requiere que se tomen acciones para impedirlo, y es necesario que sea erradicada (del deporte)", consideró Tyrod Taylor, quarterback de respaldo de los Ravens. "Estoy bastante seguro de que a la larga ocurrirá".

___

Howard Fendrich está en Twitter como http://twitter.com/HowardFendrich