El danés Michael Rasmussen admitió el jueves que utilizó fármacos para mejorar el rendimiento durante más de una década, en el más reciente caso de un ciclista que confiesa su dopaje.

Rasmussen, un especialista en montaña que ganó varias etapas en el Tour de Francia y la Vuelta a España, dijo que utilizó testosterona y hormonas de crecimiento, además de transfusiones de sangre, entre 1998 y 2010.

El danés de 38 años indicó que renunciará al deporte y cooperará con las autoridades antidopaje. A cambio, los dirigentes antidopaje de Dinamarca señalaron que recomendarán una suspensión de dos años, en vez de los ocho que usualmente se imponen por una segunda violación.

"Cuando me levante y salga de este salón, lo haré como un hombre muy tranquilo", expresó Rasmussen. "Ya no tengo que cargar con este peso, como lo he hecho durante los últimos años."

"Estoy contento porque no tengo que seguir mintiéndoles cuando me preguntan sobre mi pasado".

Rasmussen terminó el Tour de 2005 y 2006 como el mejor escalador. Fue el líder general en 2007 hasta que fue expulsado de la carrera por mentir sobre su paradero cuando se ausentó de controles antidopaje antes de la prueba.

Luego admitió que había mentido y fue suspendido del ciclismo por dos años, pero insistió que no había violado ninguna regla y que nunca había arrojado positivo a drogas.

La confesión de Rasmussen se produce en un momento difícil para el ciclismo dos semanas después que Lance Armstrong admitió haberse dopado para ganar el Tour en siete ocasiones.

Esta semana, las autoridades antidopaje suspendieron hasta el 14 de julio al ciclista luxemburgués Frank Schleck, quien arrojó positivo a una sustancia prohibida en el Tour del año pasado. Schleck niega cualquier irregularidad.

Rasmussen dijo que coopera con las agencias antidopaje de Dinamarca, Holanda y Estados Unidos, al igual que la Agencia Mundial Antidopaje, para "limpiar el deporte".

El ciclista reconoció haber utilizado EPO, testosterona, insulina, el esteroide DHEA y transfusiones de sangre.

"Sé que hice trampa y mentí", indicó. "Estoy listo para aceptar mi castigo".