Paraguay venció el miércoles 1-0 a Uruguay y postergó las ilusiones de la "Celeste" de alcanzar la clasificación para el Mundial Sub20 de Turquía al completarse la cuarta fecha del hexagonal final del campeonato Sudamericano de la categoría.

Chile, que previamente venció 1-0 a Colombia, y Perú, que derrotó 3-2 a Ecuador, son los otros equipos que en la última fecha pugnarán por las dos últimas plazas que otorga el certamen que se define en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. Colombianos y paraguayos ya habían conseguido su boleto con anterioridad.

El domingo, Uruguay (6 puntos) deberá conseguir al menos un empate ante Ecuador (ya eliminado, sin unidades). Chile (6) y Perú (4) se enfrentarán en otro duelo clave. Paraguay (10 puntos) y Colombia (9) definirán el título mano a mano.

Pese a haber llegado al encuentro con el boleto a Turquía asegurado, el entrenador paraguayo Víctor Genés utilizó a la mayoría de los titulares y obtuvo su premio. En un partido cerrado pero emotivo, los uruguayos padecieron la baja por cansancio de su goleador y figura, Nicolás López.

El tanto de la victoria para Paraguay llegó a los 59 minutos, cuando tras un tiro de esquina desde la izquierda y el cabezazo de un compañero en el primer palo, Junior Alonso ingresó solo por el segundo y empujó la pelota al fondo de la red.

Pese a sufrir la expulsión de Sebastián Cristóforo por doble amonestación a los 67 (había recibido la primera amarilla cinco minutos antes), Uruguay tuvo la oportunidad del empate y la clasificación a los 85 con un penal, pero Diego Rolán elevó la ejecución por arriba del travesaño.

En el primer partido del día, las ilusiones chilenas de clasificación parecían esfumarse cuando a los 32 minutos el árbitro boliviano Raúl Orosco expulsó a Claudio Baeza por un codazo contra José Leudo. Pero la "Rojita" insistió y sobre el final del primer tiempo recibió un penal por una mano dentro del área que su artillero Castillo transformó en gol.

A los 58, quien vio la tarjeta roja fue el defensor colombiano Deivy Balanta y los dos equipos se quedaron con diez jugadores. A pesar de que Colombia tuvo algunas oportunidades de igualar, no las pudo aprovechar y Chile se alzó con el necesitado triunfo.

La expulsión a Baeza fue la octava que recibió el seleccionado chileno en los ocho partidos del certamen, incluyendo la primera rueda.

El segundo partido resultó electrizante, el mejor de la jornada. Perú se había puesto en ventaja 2-0 en el primer tiempo, pero Ecuador reaccionó en el inicio del complemento y alcanzó la igualdad. A siete minutos del final, Andy Polo aprovechó un error del arquero rival para marcar el 3-2 y darle vida al seleccionado peruano.

Dos bonitos tantos de Yordi Reyna habían materializado la superioridad de Perú. A los 27, definió con la rodilla por encima del arquero, y a los 33, eludió al guardameta tras un pase profundo de Jean Deza y marcó el segundo.

Pero Ecuador salió más decidido en el complemento y llegó al empate parcial. A los 50, Jonny Uchuari anotó con un violento remate desde afuera del área que se clavó en el ángulo, y a los 69 Ely Esterilla definió magistralmente cara a cara con el arquero Ángelo Campos.

Cuando chilenos y uruguayos festejaban (el empate clasificaba a ambos), Polo aprovechó el error de Piedra Ordóñez, que no pudo contener un centro rasante de Víctor Cedrón, y sin oposición anotó el definitivo 3-2.

Este partido fue el único de los últimos siete que no finalizó 1-0.

El chileno Castillo, delantero de Universidad Católica, y el peruano Reyna, de Alianza Lima, llegaron a los cinco goles y alcanzaron al uruguayo López, de Roma de Italia, al tope de la tabla de goleadores.

El Mundial de la categoría se realizará en Turquía entre el 21 de junio y el 13 de julio.