Corea del Sur anunció el miércoles que colocó con éxito un satélite en órbita gracias a un cohete que despegó por primera vez desde su propio suelo.

El lanzamiento de alto riesgo se realizó apenas semanas después de que su rival Corea del Norte puso exitosamente su propio satélite en el espacio, para sorpresa de todo el mundo.

Corea del Sur realizó varios despegues de cohetes en 2009 y 2010, pero fracasaron. Dos intentos de lanzamiento más recientes fueron abortados en el último momento debido a problemas técnicos.

El intento del miércoles ocurrió en medio de una nueva ola de tensión en la Península Coreana luego de que Corea del Norte amenazó con hacer estallar una tercera bomba nuclear. Pyongyang está furioso por las nuevas sanciones internacionales que se le impusieron luego de que un cohete de largo alcance puso su satélite en órbita el 12 de diciembre.