A una semana de su regreso a las canchas de tenis, Rafael Nadal dijo que todavía siente dolor en la rodilla izquierda que lo mantiene alejado de los torneos oficiales desde Wimbledon del año pasado.

El tenista español de 26 años tiene previsto jugar la próxima semana en el torneo de la ATP en Viña del Mar, su primera competencia de la temporada. Luego estará en Brasil y el Abierto Mexicano en Acapulco.

"La rodilla desde hace cinco meses, cuatro meses atrás, ahora está infinitamente mejor a nivel de imagen. A mí me sigue molestando a días, con lo cual es evidente que necesito tiempo para seguir readaptando la rodilla otra vez a la máxima competición", declaró Nadal el miércoles en la isla de Mallorca, donde se prepara antes de viajar a Sudamérica.

"Algún día hay que empezar. Empiezo aquí en Chile con la máxima ilusión de competir y después sin la necesidad en este caso de tener que hacer buenos resultados desde el comienzo", agregó. "Estoy consciente que va a ser un proceso un poquito más lento de lo habitual, y lo único que espero es que la rodilla me permita entrar y competir como a mí me gustaría".

Nadal no compite desde que fue eliminado por Lukas Rosol en la segunda ronda de Wimbledon el 28 de junio de 2012.

El tenista de 26 años indicó que siente una "gran motivación e ilusión" por volver al circuito, tras perderse el Abierto de Estados Unidos y los Juegos Olímpicos del año pasado, y el Abierto de Australia de este año.

"Estoy contento por volver a una competencia", señaló. "Las próximas semanas a ver si puedo aguantar el dolor de la rodilla y luego si puedo jugar estos tres torneos en fila creo que las cosas van a ir bien para mí, porque voy a tener tres semanas para preparar el resto de la temporada", señaló.