El volante uruguayo Juan Pablo Rodríguez arribó el miércoles a la capital mexicana para realizar pruebas médicas antes de convertirse en refuerzo de Pumas para el torneo Clausura del fútbol mexicano.

Rodríguez, quien ya ha jugado en México para San Luis y Ciudad Juárez, sería el último refuerzo foráneo de los universitarios, que el fin de semana pasado consiguieron su primera victoria de la temporada.

"Por la clase de equipo que es Pumas, sin duda que es el reto más grande de mi carrera", dijo Rodríguez a su llegada al aeropuerto capitalino. "Es lindo volver a México para un grande, tengo muchos recuerdos, y mi hija es mexicana".

Rodríguez jugó en 2009 con San Luis y un año más tarde con los Indios de Ciudad Juárez.

Pumas es considerado uno de los cuatro equipos más importantes en México, pero pasa por una mala racha en la que no se ha clasificado a la liguilla en las tres últimas temporadas.

"Pumas siempre debe estar arriba y espero poder aportar para ponerlo en el lugar que se merece", añadió el jugador de 30 años, quien llega procedente de All Boys de Argentina.