El Presidente Barack Obama declaró este martes que el sistema de inmigración del país está roto.
También dijo que necesita reformarse para que todo mundo opere bajos las mismas reglas. Enfatizó que muchos empleadores contratan a  indocumentados y existen en el país unos 11 millones de personas sin documentos migratorios. "Ninguna de esas situaciones es buena para la economía ni para el país".

Sugirió que la reforma requerirá de que todo mundo asuma responsabilidades, tanto los trabajadores sin documentos comolos empleadores que los contratan, y todos procedan de acuerdo al mismo juego de reglas.

Destacó luego que su plan de reforma integral consta de cuatro puntos: primero, continuar con el reenforzamiento de la frontera; segundo,  procesar a las empresas que contratan a trabajadores sin documentos; tercero, lograr que los inmigrantes asuman responsabilidad de sus actos antes de que puedan obtener la ciudadanía, esto es, que paguen impuestos y una multa y por último que agilice el sistema legal de inmigración para las familias, trabajadores y empleadores.

"Juntos", dijo, "podemos reformar el sistema de inmigración de manera que sea justo, efectivo y con sentido común y que se ajuste a los estándares que tenemos como una nación de leyes y un país de inmigrantes.".

Y agregó: "Necesitamos que el Congreso actúe sobre una reforma migratoria integral que finalmente lidie con los 11 millones de indocumentados que están ahora en el país."

Lea la historia comprleta en MundoFox

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino