El gobierno chileno anunció el miércoles tres iniciativas sobre consultas a los pueblos indígenas destinadas a terminar con la violencia y las protestas en la sureña región indígena mapuche.

El anuncio fue hecho luego de que el presidente Sebastián Piñera se reuniera con legisladores de todos los partidos que representan a la región mapuche de La Araucanía y tras tres reuniones con organizaciones indígenas motivadas por el asesinato el 4 de enero de un anciano matrimonio de agricultores, carbonizados en un atentado incendiario a su hacienda. Un mapuche se encuentra detenido acusado de participar en el atentado.

El ministro del Interior Andrés Chadwick, quien encabezó las tres reuniones con dirigentes de organizaciones mapuches, dijo que una de las iniciativas es el cumplimiento del artículo 169 del convenio con la Organización Internacional del Trabajo sobre consultas a los pueblos originarios.

El segundo proyecto contempla la creación de un ente representativo de los pueblos indígenas y el tercero un plan para el desarrollo económico y social de esa etnia.

Las tres iniciativas legislativas sólo podrán iniciar su tramitación en el Congreso luego del término del receso parlamentario en febrero.

El senador centroizquierdista de oposición Eugenio Tuma dijo que Piñera leyó un libro de un académico donde se expone la situación de despojo en los últimos 130 años de los mapuches. Tuma manifestó que "desde ese punto de vista se entiende la violencia".

En tanto, el senador oficialista Alberto Espina destacó las iniciativas del gobierno.

"Esta es una oportunidad histórica, porque nos va a permitir con el apoyo del gobierno y la actitud generosa de los parlamentarios de oposición y de gobierno, crear todas las condiciones que permitan a nuestra región multicultural trabajar por su desarrollo en paz", dijo.

Los mapuches, que son alrededor de un millón de personas, viven en empobrecidas comunidades y reclaman fundamentalmente la devolución de las tierras que les fueron arrebatadas como habitantes originarios por el proceso de colonización emprendido en la segunda mitad del siglo XIX.