Israel efectuó un ataque aéreo sobre Siria durante la noche cerca de la frontera con Líbano, indicaron el miércoles funcionarios de seguridad regional.

Los dos funcionarios no dijeron cuál fue el blanco, pero sí señalaron que Israel había estado haciendo planes en los días previos al ataque para golpear un cargamento de armas dirigidas al grupo extremista Jezbolá en Líbano, opuesto al gobierno israelí.

El cargamento incluía 17 sofisticados misiles antiaéreos SA-17 de fabricación rusa, que en manos del Jezbolá pudieran derivar en un cambio en el equilibrio de fuerzas en la región.