El club holandés Den Bosch prometió el miércoles hacer todo lo posible por identificar y castigar a un grupo de hinchas que insultaron con racismo al delantero estadounidense Jozy Altidore durante un partido.

Den Bosch indicó que los fanáticos responsables por los sonidos de monos el martes en un partido por la Copa de Holanda contra el AZ Alkmaar de Altidore "no deben estar en el (estadio) De Vliert y enfrentarán las sanciones más severas posibles".

Altidore, quien es negro, no estuvo disponible para comentar al respecto el miércoles.

Después del encuentro, le dijo a la televisión holandesa que jamás había sido víctima de semejante racismo en una cancha de fútbol.

"Es una lástima que estas cosas sigan pasando en esta era", dijo Altidore a Eredivisie Live. "Pero, ¿qué vas a hacer? Sólo esperas que esta gente encuentre la forma de mejorar. Uno sólo puede orar por ellos".

Altidore, uno de los mejores delanteros esta temporada en el fútbol holandés, anotó un tanto de penal en el triunfo de su equipo por 5-0.