Los combatientes tuareg en el norte de Malí dijeron el martes que recuperaron el control de la estratégica ciudad de Kidal y otras siete poblaciones del norte del país que estaban en manos de extremistas islámicos.

El Movimiento Nacional para la Liberación del Azawad — nombre que usan los tuareg para el norte de Malí — hizo el anuncio en su cibersitio.

No fue posible verificar de forma independiente la afirmación del movimiento tuareg. La declaración se divulgó mientras las fuerzas de Francia y Malí dicen que controlan la ciudad de Tombuctú, en el desierto.

El grupo tuareg dijo estar "totalmente comprometido con la lucha contra las organizaciones terroristas" y que trabajará con las tropas francesas.

Sin embargo, dijo "rechazar categóricamente" el regreso al norte del país africano del ejército maliense, al que acusa de cometer ejecuciones sumarias de civiles.