Siria está siendo "destruida poco a poco", denunció el martes el enviado internacional a ese país, quien dijo ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que su labor como mediador no puede seguir adelante a menos que ese grupo cierre filas para presionar a las fuerzas del gobierno sirio y de la oposición.

El Consejo de Seguridad ha estado dividido por el caso de Siria durante meses. Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y otras potencias occidentales han respaldado la oposición armada y presionado a favor de las resoluciones que endurezcan las sanciones. En tres ocasiones, Rusia y China han emitido vetos a tales acuerdos.

"Me avergüenza repetir lo mismo: Siria está siendo destruida", dijo Lakhdar Brahimi, enviado de Naciones Unidas y la Liga Árabe a Siria, después de reunirse a puerta cerrada con el Consejo de Seguridad.

Brahimi culpó tanto al gobierno del presidente sirio Bashar Assad como a las fuerzas de la oposición apoyadas por Occidente.

"Objetivamente, ellos están cooperando para destruir Siria. Siria está siendo destruida poco a poco. Y en la destrucción de Siria, la región es llevada a una situación extremadamente mala e importante para el mundo entero", dijo Brahimi.

Agregó que es debido a eso que el Consejo de Seguridad tiene la tarea de superar sus divisiones.

Brahimi sugirió que el Consejo de Seguridad retome el "Comunicado de Ginebra", de junio de 2012, una amplia pero ambigua propuesta impulsada por las potencias occidentales y Rusia para proporcionar las bases de las negociaciones.

El papel de Assad en cualquier transición gubernamental era un punto de debate durante las negociaciones del Comunicado, que quedó impreciso. Estados Unidos y Rusia siguen en desacuerdo sobre el papel de Assad, si bien ambos países firmaron el documento.

Brahimi dijo que el Consejo de seguridad debería ahora analizar las cláusulas del Comunicado a manera de solución.

"Un elemento muy importante es la creación de este gobierno, que en realidad es un gobierno de transición, con todos los poderes ejecutivos", dijo Brahimi.

"Creo que hubo una muy inteligente ambigüedad creativa en este documento, pero les dije que esta ambigüedad ahora tiene que desaparecer. Ahora deben aclarar cuáles serían esos poderes ejecutivos plenos. Todos los poderes del Estado deben ser otorgados a ese gobierno", dijo a los periodistas reunidos afuera del Consejo.