Un grupo de líderes republicanos y demócratas en el Senado de Estados Unidos anunció en el primer minuto del lunes un acuerdo sobre los principios para reescribir las leyes de inmigración.

El acuerdo, que debía ser anunciado en una conferencia de prensa el lunes por la tarde, cubre seguridad fronteriza, trabajadores invitados y verificación de los antecedentes de los trabajadores por parte de los empleadores, así como un camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que viven sin residencia legal en el país.