Moody's Investors Service degradó el lunes la calidad crediticia de seis de las principales instituciones financieras de Canadá debido a altos niveles de deuda de los consumidores canadienses y a los altos precios de la vivienda.

La degradación afecta las calificaciones de deuda a largo plazo de Toronto-Dominion Bank, Scotiabank, Bank of Montreal, Canadian Imperial Bank of Commerce, National Bank y la caja popular Desjardins.

El vicepresidente de Moody's, David Beattie, indicó que los bancos aún tienen algunas de las calificaciones más altas del mundo.

La calificación de TD pasó de AAA a AA1. La de Scotiabank y Desjardins bajó de AA1 a AA2, mientras que la de CIBC, BoM y National pasó de AA2 a AA3.

La economía de Canadá ha tenido un buen desempeño en comparación con otras naciones. No experimentó una crisis hipotecaria. Pero existen inquietudes sobre una posible burbuja inmobiliaria alimentada por bajas tasas de interés.