La Fuente de Trevi, uno de los más emblemáticos escenarios de Roma famoso internacionalmente por el filme "La Dolce Vita", se someterá a una restauración de 2,18 millones de euros (2,9 millones de dólares) cortesía de la casa de modas Fendi.

El proyecto de 20 meses para la fuente del siglo XVIII se reveló el lunes en una conferencia de prensa del ayuntamiento municipal a la que asistieron los diseñadores de Fendi Karl Lagerfeld y Silvia Venturini Fendi, quienes dijeron que el plan combinaba el amor por el pasado de Roma con la necesidad de preservarlo para el futuro.

Las fuentes de Roma, dijo Lagerfeld, "existen para glorificar el agua, que es lo más importante en la vida".

Este es el más reciente ejemplo de una compañía italiana de moda que apoya el patrimonio cultural de su país, afectado crónicamente por la falta de recursos. El fundador de la fabricante de calzado Tod's pagará 25 millones de euros (casi 34 millones de dólares) para restaurar el Coliseo romano y el alcalde Gianni Alemanno dijo que espera que estos donativos sean sólo el comienzo de muchos más.

"Sin iniciativas similares, no podremos salvar la memoria cultural de nuestro país", dijo Alemanno.

Fendi también donará 320.000 euros (430.000 dólares) para restaurar otra fuente en Roma, la Quattro Fontane.

La Fuente de Trevi es una parada turística obligatoria de la ciudad. Fue célebremente retratada en la película de Federico Fellini de 1960 "La Dolce Vita", con Anita Ekberg chapoteando seductivamente en sus aguas frente a Marcello Mastroianni.

Los visitantes suelen arrojar una moneda al agua, pues según la tradición esto asegura que regresarán pronto a la Ciudad Eterna.

La restauración de la Fuente de Trevi incluye una reparación completa: la limpieza de la fachada de travertino y las estatuas de mármol, el reemplazo de las inscripciones doradas en latín y una nueva impermeabilización de la base principal.

El proyecto se realizará en diferentes fases; la sección central será la primera en ser restaurada, y a ésta le seguirán los costados y la parte alta. La fuente permanecerá abierta a los visitantes todo el tiempo y según las autoridades una pantalla con la imagen de la fuente se colocará sobre los andamios con el fin de minimizar los inconvenientes para los turistas que quieran tomarse una foto.

Se espera que la restauración esté completa para el 2015.

Construida entre 1732 y 1762, la Fuente de Trevi muestra al titán Océano en su carruaje y otras referencias alegóricas al agua. Su ubicación, en una calle aledaña a la avenida central de Roma, era el final del antiguo Acueducto Aqua Virgo romano.

Alemanno subrayó que la única referencia al patrocinio de Fendi será una pequeña palca junto a la fuente en la que se le dará crédito a la empresa.

Silvia Venturini Fendi dijo que la compañía, fundada por su familia en Roma en 1925, quería retribuir algo a la ciudad y agregó que ella y sus hermanas habían publicado antes un libro sobre las fuentes romanas.

"Para los romanos el agua es la inspiración", expresó.

___

Nicole Winfield está en Twitter como www.twitter.com/nwinfield