Irán arrestó a 14 periodistas por supuestamente cooperar con medios de comunicación en lengua pérsica y sede extranjera, dijeron el lunes varios editores de medios iraníes.

Los arrestos señalan un importante aumento en la represión contra la prensa que refleja la nula tolerancia iraní hacia aquellos que trabajan con medios disidentes o considerados hostiles al régimen.

Los editores de los periodistas arrestados dijeron a The Associated Press que los 14 fueron aprehendidos el domingo por la noche y el lunes debido a sus "contactos extranjeros". Los editores hablaron bajo condición de guardar el anonimato debido a temores de posibles represalias.

En años recientes, Irán acusó al servicio persa de la BBC y Voice of America, o VOA, a los que describe como armas de las agencias de inteligencia de Estados Unidos y Gran Bretaña. Ha advertido sobre severas repercusiones para periodistas iraníes y activistas que sean sorprendidos con contactos con dichos medios de comunicación.

Los editores se rehusaron a decir si los detenidos eran acusados de proveer material específicamente para la BBC o VOA.

Teherán ha acusado en repetidas ocasiones a Estados Unidos y Gran Bretaña de buscar provocar disturbios con miras a deponer a los dirigentes clericales del país, y ha acusado frecuentemente a las figuras de oposición y sus seguidores de estar alineados con los enemigos de la nación.