Un juez ordenó el lunes que el ex dictador José Efraín Ríos Montt y otro militar enfrenten un juicio en el que son acusados de genocidio por la matanza de miles de indígenas a manos del ejército a inicios de la década de los 80, cuando Guatemala era asolada por una cruenta civil.

El juez Miguel Ángel Gálvez decidió que un tribunal conozca las pruebas exhibidas contra Ríos Montt, de 86 años, lo lleve a juicio oral y público, decidan si es culpable y lo sentencie o exonere de los cargos, tras décadas en que organizaciones de víctimas de las masacres clamaron por justicia.

El ministerio Público acusa a Ríos Montt de que mientras ejercía como presidente, luego de encabezar un golpe de Estado en marzo de 1982, militares y paramilitares bajo su mando provocaron torturas, violaciones, desplazamientos y desapariciones forzosas, bombardeos, masacres y asesinato de miles de indígenas pertenecientes a la etnia Ixil.