El presidente cubano, Raúl Castro, afirmó hoy que si hiciera falta aplicaría la pena de muerte para combatir "a sangre y fuego" a los narcotraficantes, aunque aseguró que en su país "droga no hay ni habrá".

"(Hace tiempo) tomamos una decisión: vamos a combatir la droga que nos está empezando a amenazar a sangre y fuego", declaró Castro ante el plenario de gobernantes reunidos en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Santiago.

"Nuestras leyes permiten la pena de muerte, está suspendida, pero ahí está, de reserva, porque una vez la suspendimos y lo único que hicimos con ello fue estimular las agresiones y los sabotajes contra mi país a lo largo de estos 50 años", advirtió Castro.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino