Colombia, con un penal de Juan Fernando Quintero, derrotó el domingo 1-0 a Perú y se convirtió en el primer clasificado por Sudamérica para el Mundial Sub20 que se jugará a mediados de año en Turquía.

Poco antes, Uruguay doblegó también por la mínima diferencia 1-0 a Chile, gracias a un tanto de Rodrigo Bueno, y quedó al borde de la clasificación en este hexagonal final en el que avanzarán los cuatro primeros y en el que los colosos Brasil y Argentina fueron eliminados en primera ronda.

Aunque está pendiente el choque entre Paraguay y el colista Ecuador, pero Colombia ya ocupó unas de las plazas al embolsar el puntaje perfecto de nueve puntos en tres partidos. Uruguay cosechó seis, Paraguay cuatro, Chile tres, Perú uno y Ecuador mantiene su casillero en blanco.

Quintero, del Pescara de Italia, le dio la victoria a Colombia con un fuerte disparo tras una mano en el área de Diego Chávez.

Poco antes, Perú pudo abrir el marcador pero Cristian Bonilla le ahogó el grito de gol al atacante Andy Polo, en el estadio Islas Malvinas de la ciudad de Mendoza.

A falta de un partido para completar la jornada y dos fechas para el final el 3 de febrero, Colombia se clasificó y Uruguay quedó muy bien perfilado para acudir a esa cita mundialista del 21 de junio al 13 de julio.

Bueno, atacante de Nacional de Montevideo, definió a los 63 minutos de un partido entretenido y en que los travesaños salvaron a ambos equipos en el primer tiempo.

Primero fue un disparo desde afuera del área de Sebastián Cristófaro que se estrelló en un madero y luego un cabezazo de Diego Rojas que corrió la misma suerte en una triple jornada en el estadio Islas Malvinas de la ciudad de Mendoza.

"Siempre es lindo ganar y más aún ante un rival muy duro", dijo el volante uruguayo Guillermo Laxalt, del Defensor Sporting. ""Fue un partido parejo pero que había que ganarlo".

La Confederación Sudamericana de Fútbol resolvió guardar un minuto de silencio en los tres partidos del hexagonal final, como muestra de solidaridad con los familiares de las víctimas del incendio en una discoteca de Santa María, Rio Grande do Sul, con un saldo de más de 230 muertos, al menos hasta el atardecer del domingo.