Argentina e Irán alcanzaron el domingo un importante avance en la investigación de un atentado a un centro judío en Buenos Aires en el que murieron 85 personas hace 19 años.

Ambos países acordaron establecer una comisión internacional de la verdad encabezada por un experto legal independiente de elevada autoridad moral para que examine el peor ataque terrorista en la historia de Argentina. Los miembros de dicho panel podrán analizar la evidencia reunida por los fiscales argentinos, así como viajar a Teherán para interrogar a los sospechosos iraníes. Luego emitirán recomendaciones a las dos naciones sobre la manera de proceder.

La presidenta Cristina Fernández elogió el acuerdo por los cancilleres Héctor Timerman y Alí Akbar Salehi, considerándolo "histórico".

Ahora el plan pasará a los Parlamentos de ambas naciones para que sopesen si lo aprobarán o no.