Tiger Woods tendrá que esperar para intentar conseguir su séptima victoria en Torrey Pines.

Apenas tres jugadores completaron un hoyo el sábado antes de que la niebla se comiera prácticamente todo el día en el Torneo de Torrey Pines del circuito de la PGA. Los jugadores reanudarán la ronda el domingo por la mañana y se jugará hasta que la luz del día lo permita, para concluir el torneo el lunes.

Woods, que tenía un par de golpes de ventaja sobre Billy Horschel, nunca salió al campo de golf.

Los jugadores pasaron buena parte del día pegando golpes de entrenamiento que no podían ver dónde caían.

Este será el segundo compromiso del circuito de la PGA este año que tendrá que extenderse. El Torneo de Campeones se redujo a 54 hoyos y se concluyó un martes.