La canciller alemana Angela Merkel anunció su disposición a destrabar las negociaciones para un acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur al tiempo que descartó la salida de Gran Bretaña del bloque europeo al llegar el sábado a Chile para asistir a la cumbre entre la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe y la Unión Europea.

Las negociaciones para ese tratado de libre comercio se encuentran paralizadas.

Respecto de las amenazas británicas de retirarse de la Unión Europea, Merkel dijo que el jueves se encontró en Davos con el primer ministro David Cameron, quien le precisó que su país desea seguir siendo parte del bloque europeo. "Gran Bretaña sigue siendo parte de la Unión Europea" y si hay que modificar algunos aspectos del acuerdo que creó ese organismo habrá que hacerlo, dijo Merkel.

Cameron es uno de los grandes ausentes de la cumbre al igual que el presidente francés Francois Hollande.

Merkel respondió la demanda del presidente del gobierno español Mariano Rajoy de que los países europeos que están en condiciones de hacerlo, en alusión a Alemania, deberían tener políticas económicas expansivas. Expresó sus reservas a una política expansiva señalando que en su país se está fomentando el consumo interno y con ello las importaciones. Dijo que "ese enfoque ayuda a toda Europa". Agregó que "nosotros en Alemania creemos que estamos haciendo nuestro aporte a una Europa robusta".

Merkel llegó a Santiago para iniciar una visita oficial al país y luego asistir a la cumbre. Tras una conversación con el presidente Sebastián Piñera los dos países firmaron acuerdos de cooperación en asuntos mineros.

Previamente el mandatario chileno se reunió en la sede presidencial con la mandataria brasileña Dilma Rousseff, con quien firmó tres acuerdos de cooperación.

Los acuerdos se refieren a temas de educación, cultural y antártico. Según explicó Piñera, ese último pacto permitirá a los dos países realizar actividades e investigación conjuntas en la Antártica.

Rousseff destacó el interés de Brasil y Chile de integrar el corredor bioceánico para unir puertos de ambos países.

"Vemos la inmensa posibilidad de cooperación tanto en áreas de energías renovables como en hidroeléctrica y biomasa. Brasil está dispuesto y Chile también dispuesto a colaborar en esta área", expresó la mandataria brasileña.

Merkel fue junto a Piñera la encargada de cerrar las exposiciones ante unos 300 empresarios de América Latina y el Caribe que pusieron fin a dos días de deliberaciones.

En la jornada de cierre de la reunión empresarial estuvieron también el presidente de México, Enrique Peña Nieto; de Colombia, Juan Manuel Santos, y del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis Alberto Moreno.

Entre los acuerdos de la cumbre de empresarios que se entregarán a los gobernantes asistentes a la cita figuran la conveniencia de favorecer el libre comercio, en particular la suscripción de tratados de libre comercio, la necesidad de realizar proyectos en consonancia con el respeto medioambiental y que la democracia es el sistema que mejor podría favorecer el crecimiento.

Un grupo estudiantil protestó contra la cumbre empresarial frente al hotel en que se efectuó la reunión de ese sector. No hubo incidentes.