Un delfín descarriado se metió a nadar en un canal de aguas residuales en Nueva York.

El clima helado del viernes pareció no inmutar al delfín, que recorrió el canal Gowanus, que cruza 2,4 kilómetros (1,5 millas) por una angosta zona industrial cerca de los vecindarios más ricos de Brooklyn.

Varios curiosos perfectamente protegidos del frío tomaron fotografías con sus teléfonos celulares mientras el helicóptero de algún programa de noticias sobrevolaba la zona.

El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York dijo que expertos en animales estarán pendientes para ver si el delfín se sale del canal por su propia cuenta durante la marea alta que llegará en la noche.

En caso de que el animal no lo haga, los expertos lo sacarán el sábado del lugar.

El canal de aguas residuales recibió en 2010 el nombre de Superfund, porque el gobierno puede obligar a quienes lo contaminen a que paguen para limpiarlo.