Un gasoducto fue atacado por presuntos guerrilleros de las FARC dejando sin suministro de gas a por lo menos dos municipios del norte de Colombia, informaron el viernes las autoridades.

El ataque se produjo cerca de las 9:00pm (0200GMT) del jueves en el kilómetro 135, de los 578 del gasoducto, indicó en conversación telefónica el coronel Elber Velasco, comandante de la policía del departamento de La Guajira, el extremo norte del país y donde nace la tubería.

Como en la zona tiene presencia y es el grupo al que principalmente se atribuyen tales atentados, el oficial dijo que la voladura sería obra del Frente 59 de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El gasoducto se extiende desde la localidad de Ballena, en La Guajira, hasta Barrancabermeja, en el departamento de Santander, a unos 570 kilómetros al noreste de Bogotá, y a largo de su recorrido de tubería de casi 46 centímetros (18 pulgadas) alimenta a 35 distintas poblaciones, según la empresa Transportadora de Gas Internacional o TGI, una compañía colombiana cuyo mayor accionista es el Grupo Energía de Bogotá y propietaria del ducto.

"Actualmente los distribuidores de la zona afectada (EL Molino, en La Guajira) reportan normalidad en el suministro excepto para los municipios de El Molino, San Juan del Cesar y el corregimiento Los Pondores, ubicados en el tramo de tubería donde se presentó el evento", dijo TGI en un comunicado en su página de internet.

El ataque al gasoducto fue al menos el tercero atribuido a las FARC esta semana a distintos sistemas de distribución de gas y crudo, después de que el domingo se reportara un atentado con explosivos al oleoducto Trasandino, en el departamento de Putumayo al suroeste del país; y el miércoles otro atentado pero a la tubería petrolera Caño Limón-Coveñas, al noreste colombiano.

La medianoche del 20 de enero expiró un cese de hostilidades unilateral declarado por las FARC del 20 de noviembre al 20 de enero. Tanto el gobierno del presidente Juan Manuel Santos como algunos grupos que estudian el conflicto armado interno han dicho que las acciones armadas de los insurgentes se redujeron durante esos dos meses, mientras la Defensoría del Pueblo reportó que en ese lapso se registraron 57 acciones del grupo rebelde, que tradicionalmente ataca gasoductos, oleoductos y torres de energía alegando que se opone a la explotación de los recursos naturales por parte de privados.