La Paz ya no es la región más importante de Bolivia, ahora es la provincia oriental de Santa Cruz con casi el tamaño de Japón, según datos preliminares de un reciente censo nacional.

De los 10,3 millones de habitantes que tiene Bolivia, casi 27% vive en Santa Cruz y 26% en La Paz, de acuerdo con el informe divulgado por el presidente Evo Morales la víspera.

Con 370.621 kilómetros cuadrados de superficie, 43% del territorio boliviano, esa provincia genera un tercio del Producto Interno Bruto (PIB) y es la primera productora y exportadora agropecuaria con cerca de la mitad del total de hectáreas sembradas en el país, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La Paz genera 25% del PIB y se fue estancando en las últimas décadas por falta de inversiones, dijo el gobernador César Cocarico. Su principal actividad es el comercio.

Estos cambios producto de las migraciones internas también tienen efectos políticos. Santa Cruz es reducto de la oposición y La Paz uno de los principales baluartes de Morales y sede política del país.

Legisladores cruceños han reclamado una nueva redistribución de escaños en la Cámara de Diputados cuya representación se asigna por población y quieren el primer lugar que ahora ocupa La Paz, dijo el diputado opositor Antonio Franco.

No obstante, los datos demográficos han sorprendido al gobernador cruceño Rubén Costa, uno de los líderes de la oposición, quien ha dicho que esperaba una población entorno a los tres millones de habitantes en su región.

Entre 2001, cuando se realizó el anterior censo, y 2012 la población boliviana aumentó 26% con una tasa de natalidad que descendió de 2,7% a 2% anual en el mismo período.