El presidente de España, Mariano Rajoy, dijo el jueves que su país atraviesa el momento "más duro de todos", aunque expresó su convicción de que el 2013 será mejor que el 2012, y garantizó el compromiso de su gobierno de seguir ayudando a las personas que estén en la peor situación.

El mandatario español habló en Lima donde arribó en la víspera y el jueves se reunió con su par peruano Ollanta Humala en el Palacio de Gobierno. Ambos mandatarios participarán en Chile en la Cumbre de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión Europea (UE) que se iniciará el sábado.

Rajoy dijo que conversó con Humala sobre la situación de España, la de Perú, y la de la región, y resaltó que la relación bilateral peruano-española no se ha visto afectada por la crisis económica que afecta al continente europeo, pues más bien el comercio bilateral y las inversiones arrojan datos positivos, indicó.

"España atraviesa una situación difícil, este año 2013 estoy seguro que va a ser mejor que el año 2012. Vamos seguir haciendo reformas porque las reformas son las que traerán crecimiento y empleo, y vamos a seguir ayudando, en la medida de la posibilidades de los recursos públicos de los que disponemos, a las personas que están en una peor situación en nuestro país", dijo Rajoy en una declaración pública a la prensa.

"El momento es duro, creo que es el más duro de todos", expresó.

En ese sentido, el gobernante español anunció que el viernes en el Consejo de Ministros se aprobará una prórroga del denominado "Plan Prepara", el que se extenderá luego automáticamente cada seis meses hasta que la tasa de desempleo no baje del 20%.

El Plan Prepara consiste en una ayuda de 450 euros mensuales para los desempleados con mayores cargas familiares y de 400 euros para el resto.

El jefe de estado español también expresó que su gobierno da mucha importancia a mantener una relación activa y cercana con América Latina, y por ello, dijo, ha concretado una serie de visitas a países de la región.

"Para España, América Latina es y seguirá siendo una prioridad política... Deseo una relación de igual a igual, de doble vía, y de beneficio mutuo", sostuvo.

De otro lado, Rajoy destacó la admisión de España como estado observador en la Alianza del Pacífico, un bloque de integración comercial que conforman Perú, Colombia, Chile y México.

"Mi gobierno cree firmemente en este proyecto de integración basado en la apertura comercial en un entorno de seguridad jurídica... porque compartimos esa visión España tendrá una participación activa y comprometida más allá de la mera observación", anotó.

Con ocasión de la visita de Rajoy, los gobiernos peruano y español suscribieron el Plan Renovado de Asociación Estratégica Perú-España, a fin de actualizar los mecanismos de concertación política establecidos por ambos países en 2011.

Humala destacó los "lazos indestructibles" que mantienen ambas naciones y subrayó la ayuda de España para la concreción del Acuerdo Multipartes entre Perú, Colombia y la Unión Europea.

El mandatario peruano condecoró a Rajoy con la Orden El Sol del Perú en el grado de Gran Cruz, la máxima condecoración otorgada por el estado peruano.

"Es el reconocimiento de dos comunidades que son hermanas, que comparten una historia y que hoy día tienen que trabajar juntos, mirando hacia el futuro, afianzando su cooperación", expresó.