La entidad nacional de registros civiles de Perú anulará los documentos de identidad del futbolista de la selección sub20, Max Barrios, quien aparentemente falsificó los papeles para pasar como un peruano de 17 años, y ocultar que es ecuatoriano y tiene 25.

La verdadera identidad de Barrios fue denunciada esta semana por la Federación Ecuatoriana de Fútbol ante la Conmebol, que puso el caso en manos de su Tribunal de Disciplina. Este tribunal otorgó a la Federación Peruana de Fútbol (FPF) plazo hasta el jueves para responder a la querella.

Benito Portocarrero, gerente de imagen del Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (RENIEC), dijo el jueves que en las próximas horas esa entidad anulará el acta de nacimiento de Barrios, y que a más tardar el viernes hará lo mismo con su Documento Nacional de Identidad.

De acuerdo con esos documentos, el jugador se llama Max Barrios Prado y nació el 15 de septiembre de 1995 en la localidad de Bellavista, provincia de Sullana en la región Piura. Pero según la federación ecuatoriana, el verdadero nombre del futbolista es Juan Carlos Espinoza Mercado y nació el 13 de julio de 1987 en la ciudad ecuatoriana de Machala. La federación señaló además que Espinoza jugó en diferentes clubes en Ecuador entre 2004 y 2011.

Portocarrero dijo que los documentos de identidad del futbolista fueron tramitados extemporáneamente en Perú en 2012, primero en el municipio de Bellavista, ante el funcionario registrador de nombre Agustín Rivas, y luego ante el RENIEC.

"Hay dos posibilidades: que al señor Rivas lo han sorprendido, le han llevado testigos falsos y documentos falsos, y ha remitido esta acta, (y) la otra posibilidad es que sin esos documentos necesarios él haya emitido" el acta, dijo Portocarrero.

El funcionario dijo que una vez que sean anulados los documentos de identidad, el procurador presentará una denuncia penal a la fiscalía para que se inicie la investigación y determinar quiénes son los responsables de la utilización de documentos falsos. Dijo que la denuncia comprenderá a Barrios, a su padre, el ex futbolista peruano Angel Barrios, y al registrador Rivas.

En tanto, el club Juan Aurich, en el que jugaba Barrios, dijo que denunció el caso ante la fiscalía. Además, comunicó que el padre de Max Barrios participó en la suscripción del contrato de trabajo como su representante.

"En todo momento se actuó con transparencia y bajo los principios de Buena Fe y Legitimación Registral, toda vez que el jugador al momento de suscribir su contrato de trabajo exhibió y se consignó su Documento Nacional de Identidad 63109177 expedido por la RENIEC", señaló el club en un comunicado.

Max Barrios arribó el miércoles a Lima para hacer su descargo ante la FPF, luego de abandonar el Sudamericano Sub20 en Mendoza, Argentina.

En breves declaraciones al programa ATV Noticias de Canal 9, el jugador dijo que "quiero estar con mis hermanos allá (en Sullana). Ahorita quiero llegar a mi casa y conversar con mi familia, sentarme con ellos, comer junto con ellos, para despejar un poco la mente, porque la tengo un poco cansada".

Su padre reiteró lo que ha declarado a diversos medios de comunicación: que su hijo nació en la localidad ecuatoriana de Esmeraldas, pero que siendo muy niño lo llevó a Sullana y lo registró como peruano pues le habían dicho que podía contar con la doble nacionalidad.