El safety de los Ravens, Ed Reed, señaló que no tiene planes de retirarse después del Super Bowl como su compañero Ray Lewis.

"Voy a jugar el próximo año", afirmó Reed el jueves antes de un entrenamiento de Baltimore con miras al Super Bowl del 3 de febrero contra los 49ers de San Francisco.

Antes de esa declaración, hubo algunas conjeturas de que el jugador de 34 años podría retirarse al final de la temporada.

Este mes, al anunciar su retiro cuando terminasen los playoffs, Lewis habló de "un último paseo".

A lo que Reed comentó el jueves: "No, este no es mi último paseo. Acabo de comprarme una bicicleta".

Reed, quien está en su 11ra temporada en la liga, no se pierde un partido desde 2010, cuando se ausentó de los seis primeros encuentros de la temporada por una lesión de cadera. Esta campaña, fue uno de apenas dos jugadores en la defensa de Baltimore que fueron titulares en los 16 partidos.

Reed ha sido elegido en nueve ocasiones al Pro Bowl, incluyendo todas las campañas desde 2006.

Los 61 pases interceptados por Reed son un récord para los Ravens, y tiene 1.541 yardas en devoluciones de pases interceptados, una marca en la NFL.

"No hay nadie como Ed Reed", comentó el defensive end de los Ravens, Arthur Jones. "Es apasionado y trabaja muy duro. Ese tipo me ayuda, y es un safety. Entiende todas las posiciones del juego".

Reed jugará en su primer Super Bowl, y será en su estadio natal de Luisiana.

"Es increíble volver a Nueva Orleáns", señaló. "Estoy muy agradecido".