El presidente palestino desea reunirse con los miembros electos del Parlamento israelí para transmitirles sus ideas de paz, con la esperanza de que los recientes avances políticos de los centristas suministren una posibilidad de reanudar las largamente estancadas negociaciones sobre un estado palestino, dijo el jueves un alto asistente.

El principal objetivo del presidente Mahmud Abás parece ser Yair Lapid, líder del partido moderado Yesh Atid (Hay un futuro), que se cree tendrá influencia para sentar las prioridades del nuevo gobierno.

Lapid ha dicho que Israel desea concretar una gestión seria de paz, aunque no está en claro en qué medida presionará su iniciativa en las negociaciones de coalición con el primer ministro Benjamin Netanyahu. En presentaciones públicas recientes apenas tocó el tema y se enfocó en cambio en cuestiones económicas.

En las elecciones de esta semana, el partido de Lapid se consagró como el segundo más numeroso, con 19 de 120 bancas en el Parlamento, después del bloque derechista Likud-Yisrael Beitenu de Netanyahu, con 31. Netanyahu mantendrá el cargo, pero para conseguir mayoría parlamentaria deberá llevar otros partidos a su gobierno. La facción de Lapid parece clave para cualquier coalición estable.

Netanyahu y Lapid se reunieron el jueves, dos días después de la elección, aunque las negociaciones formales comenzarán la semana próxima y podrían tardar hasta seis semanas.

Likud ha hecho campaña con base en una agenda que incluye poner fin a las excepciones a la conscripción militar y los estipendios del gobierno para los ultraortodoxos, pero dos legisladores de su partido dijeron el jueves que hacer la paz con los palestinos también es importante para él.

___

Laub informó desde Jerusalén. Los periodistas de Associated Press Aron Heller y Amy Teibel en Jerusalén contribuyeron a este despacho.