Los realizadores de un documental sobre Osama bin Laden que se exhibe en el Festival de Cine de Sundance dicen que el debate sobre la exactitud de una película de Hollywood que relata su captura aparta la atención de interrogantes morales que son mucho más profundas.

Greg Barker, director de "Manhunt: The Search for Bin Laden", dice que las críticas en torno a la cinta de Kathryn Bigelow nominada al Oscar "Zero Dark Thirty" son una cuestión política que simplifican demasiado el asunto.

"Zero Dark Thirty" ha sido acribillada por legisladores de Washington según los cuales el filme pinta erróneamente la tortura como elemento integral para conseguir las pistas que llevaron a la muerte de bin Laden en un asalto de la Armada.

Barker dice que cree que las técnicas de "interrogatorio coercitivo" probablemente sí contribuyeron en la cacería de bin Laden. Pero acota que con su filme lo que pretende es arrojar luz a la ambigüedad moral de decisiones tomadas en la guerra contra el terrorismo.