El arquero del Real Madrid, Iker Casillas, abandonó el miércoles el partido contra el Valencia por la Copa del Rey por una aparente lesión en una mano.

Casillas fue pateado en la mano izquierda por su compañero Alvaro Arbeloa mientras despejaba un balón en el área a los 13 minutos del encuentro para definir la serie por los cuartos de final.

Tras ser examinado por los médicos del equipo, Casillas salió de la cancha agitando la mano.

El capitán de la selección española fue reemplazado por Antonio Adán.