El otrora sacerdote católico y ex mandatario paraguayo Fernando Lugo reconoció como suyo a un niño de diez años, el segundo en cuatro años y cuya madre conoció mientras se desempeñaba como obispo deciocesano en el norteño departamento de San Pedro, informó el martes el abogado del ex cura.

El abogado Marcos Fariña dijo en conferencia de prensa que mediante un poder legal por escrito hizo el trámite de reconocimiento en las oficinas del Registro Civil de personas en Asunción.

Sin embargo, pese a la admisión de la paternidad, sólo en febrero el niño podrá usar el apellido Lugo tras el final de un juicio civil.

Narcisa de la Cruz de Zárate, de 45 años, recientemente declaró que su esposo actual retiró judicialmente el apellido Zárate del niño porque admitió que no era su hijo.

En abril de 2009, Lugo admitió la paternidad del niño Armindo, entonces de 3 años, concebido con Viviana Carrillo.

Otras dos mujeres, Benigna Leguizamón y Hortensia Morán, cada una de por su cuenta continúan litigando en la justicia para conseguir que el ex obispo reconozca como suyo a dos niños.

Lugo, de 61 años y enfermo de cáncer linfático, actualmente encabeza la lista de candidatos a senadores de la coalición izquierdista Frente Guasú para las elecciones del 21 de abril.

En junio de 2012 fue desalojado de la presidencia en un juicio político realizado en el Senado por el cargo de mal desempeño en sus funciones.