El Great American Ball Park, casa de los Rojos de Cincinnati, será la sede del Juego de Estrellas de 2015, la primera vez que esta ciudad realizará el Clásico de Verano desde 1988, informó una fuente cercana a la decisión.

Bud Selig, el comisionado de Grandes Ligas, hablará sobre la decisión el miércoles, en Cincinnati, dijo la persona, quien habló a condición de permanecer anónima porque no se hace todavía un anuncio oficial.

El diario Cincinnati Enquirer fue el primer medio en informar de la decisión.

Los Rojos han buscado la sede del Juego de Estrellas desde 2003, cuando inauguraron el Great American Ball Park. El encuentro se realizó dos veces en el viejo Riverfront Stadium — dos semanas después de su inauguración en 1970 y de nuevo en 1988. El partido de este año se disputará en el Citi Field de Nueva York y el juego de 2014 se llevará a cabo en Minneapolis.

Será la quinta vez que Cincinnati, sede de la primera franquicia profesional del béisbol, sea sede del Juego de Estrellas. El encuentro se disputó en el Crosley Field en 1938 y en 1953. Los Rojos fueron anfitriones del juego en 1970, cuando éste tuvo uno de sus finales más memorables. Pete Rose embistió al receptor de los Indios, Ray Fosse, para anotar la carrera de la victoria de la Liga Nacional, por 5-4, en 12 entradas.

En 1988, la lluvia impidió el derby de cuadrangulares un día antes del Juego de Estrellas en el Riverfront.

___

Joe Kay está en Twitter como: http://twitter.com/apjoekay