Más de 60% de los estadounidenses están a favor de un camino que otorgue la ciudadanía a los inmigrantes que ya viven sin residencia legal en Estados Unidos, de acuerdo con una nueva encuesta de The Associated Press-GfK.

Esto significa una cifra significativamente mayor que la última vez que The Associated Press hizo la misma pregunta en 2010, cuando sólo 50% apoyaba la idea.

El giro ha sido impulsado por el cambio del punto de vista de los republicanos. Una mayoría en el Partido Republicano (53 ahora está a favor de que los inmigrantes sin permiso tengan la posibilidad de obtener la ciudadanía. En 2010 la cifra fue de 22%.

Los hallazgos se difundieron mientras los republicanos buscan formas de ampliar su base de electores latinos y mientras el presidente Barack Obama se prepara para impulsar una reforma a la legislación migratoria.