Brasil espera contar con un millón de personas de toda América Latina para trabajar como voluntarios durante el Mundial de 2014, en el que ayudarán a orientar a los visitantes para el máximo torneo del fútbol, dijo el martes el ministro de Deporte, Aldo Rebelo.

Precisó que la cifra incluye a 50.000 personas reclutadas como parte del programa Brasil Voluntario, cuyos integrantes reciben cursos de capacitación para trabajar durante el torneo.

El ministro agregó que "los otros 950.000 serán completados con personas de los países vecinos de América Latina, personas de empresas, de universidades públicas y privadas, de escuelas, movimientos de juventud, comunidades indígenas. Es con ese perfil y concepto que pensamos movilizar un millón de voluntarios".

Rebelo se refirió al tema en una ceremonia de lanzamiento del programa para reclutar 7.000 voluntarios para colaborar en la Copa Confederaciones. Las personas admitidas en el programa de voluntarios recibirán capacitación para ayudar a los visitantes que llegarán a Brasil para ese torneo con información sobre el país y ciudades sede, las selecciones participantes y temas de logística.

Brasil albergará la Copa Confederaciones del 15 al 30 de junio en seis ciudades. El torneo sirve como una prueba de los preparativos para el Mundial, que se efectuará en junio de 2014 en 12 ciudades brasileñas.

Los voluntarios estarán en lugares como aeropuertos, hoteles, estadios, estaciones de transporte público para brindar orientaciones a las personas que llegan a las ciudades a presenciar los dos torneos de fútbol.

En el caso de la Confederaciones, Brasil invertirá 15 millones de dólares en el programa de voluntarios para la compra de uniformes, alimentación, transporte y cursos de capacitación de los participantes. No ha sido cuantificado el costo del programa para el Mundial.