Una serie de ataques con coche-bomba dentro y fuera de Bagdad causaron al menos la muerte de 15 personas y lesiones a algunas decenas, informaron funcionarios iraquíes.

Las autoridades policiales dijeron que los ataques comenzaron la mañana del martes cuando un automóvil estacionado en Mahmudiya explotó y provocó cinco decesos. Esa localidad está a unos 30 kilómetros (20 millas) al sur de la capital de Irak.

Los funcionarios dijeron que más tarde un suicida detonó los explosivos que llevaba en un automóvil cuando se acercó a un retén de seguridad en el distrito de Taji en el norte de Bagdad. Este ataque mató a seis personas. Otro estallido en el vecindario noroccidental de Shula causó cuatro muertes.

Unos médicos en un hospital cercano confirmaron los decesos. Todas las fuentes hablaron a condición del anonimato debido a que carecían de permiso para hablar del tema con los medios de comunicación.

La violencia ha disminuido en Irak desde la peor oleada provocada por la insurgencia en irak hace varios años, pero siguen ocurriendo ataques mortíferos con frecuencia.