El adolescente en Nuevo México acusado de matar a tiros a cinco miembros de su familia emboscó a su padre cuando éste regresaba de trabajar en la noche; recargó sus fusiles y tenía pensado ir a una tienda Wal-Mart para abrir fuego indiscriminadamente, dijeron el martes las autoridades.

Sin embargo, Nehemiah Griego, de 15 años, cambió de idea y le envió por teléfono celular la fotografía de su madre muerta a su novia de 12 años. Después pasó parte del sábado con la chica y la familia de ésta, según las autoridades.

La noche de ese día tras la tragedia, el adolescente fue a la iglesia en la que su padre había sido pastor; finalmente confesó que mató a sus padres y tres hermanos menores.

"Los motivos, según manifestó el acusado, es que él estaba molesto con su madre", afirmó el alguacil del condado de Bernalillo, Dan Houston. "(El chico) no dio más explicaciones", agregó.

Según Houston, Griego planeó durante una semana los homicidios, pero se desconoce si finalmente fue al Wal-Mart o por qué cambió de decisión. El ataque a tiros de Griego contra su familia ocurrió el mismo día que miles de personas se manifestaron pacíficamente en las capitales de diversos estados para protestar contra restricciones más estrictas sobre la posesión y venta de armas de fuego.

Los diversos actos de "Guns Across America" (Armas en todo Estados Unidos) siguieron al conjunto de propuestas de gran alcance que presentó presidente Barack Obama para el control de armas a nivel federal.

Griego dijo a los detectives que también había pensado en matar a los padres de su novia, afirmó Houston.

El alguacil dijo que desconoce si la comunicación que tuvo Griego con su novia evitó un mayor derramamiento de sangre. Sin embargo, dijo que ella al parecer sabía lo ocurrido, ante los cual las autoridades investigan si debe ser acusada de no denunciar ese delito.

"Sabemos que Nehemiah tenía pensado cometer lo que hizo desde hace tiempo", dijo Houston el martes en conferencia de prensa. Griego al parecer había contado sus planes a otros, pero continúan las investigaciones en torno a quiénes y cuándo.

El adolescente renunció el martes a su derecho de que se le acusara formalmente en un tribunal para adultos por los cargos de homicidio y maltrato infantil con homicidio. Un juez ordenó que se le encerrara sin derecho a libertad bajo fianza. El caso fue asignado al defensor de oficio Jeff Buckels, que no respondió de inmediato a las llamadas para que hiciera declaraciones sobre el particular.

La oficina del alguacil identificó a las víctimas con Greg Griego, de 51 años; su esposa, Sarah Griego, de 40, y tres de sus hijos: el niño Zephania Griego, de nueve años, y las niñass Jael Griego, de cinco, y Angelina Griego, de dos. Todos tenían al parecer heridas de bala en la cabeza.