Una docena de activistas llegaron a la capital estadounidense para entregar el martes en la Casa Blanca al menos 5.000 solicitudes para una reforma migratoria integral y la suspensión inmediata de las deportaciones, las cuales recogieron durante una travesía por tierra iniciada el 3 de enero en Florida hasta la capital estadounidense.

Los activistas, quienes dijeron representar a seis organizaciones que agrupan en 20 condados a 150.000 de los 300.000 jornaleros residentes en Florida, solicitan además las revocatorias de todas las leyes estatales que restringen los beneficios de los inmigrantes indocumentados y la liberación inmediata de los indocumentados sin prontuario criminal que se encuentren detenidos.

Daniel Barajas, integrante de la caravana de activistas llamada "Forward with your Promise" (Adelante con tu Promesa), dijo en conferencia de prensa que asistió al discurso que el presidente Barack Obama pronunció la víspera en la toma de posesión para un segundo mandato de cuatro años y en el que se refirió al tema de la inmigración.

"Me emocioné cuando el mencionó el problema y dijo dos veces la palabra 'inmigrante'. No hizo un compromiso, pero al decir que hay un problema hay esperanza de que él vaya y lo arregle", dijo Barajas. "Lo que necesitamos es detener las deportaciones hasta que el problema se arregle". Dijo que durante su recorrido escucharon historias similares de familias separadas por deportaciones o la falta de documentos migratorios.

Carlos López, otro integrante de la caravana, dijo que los trabajadores agrícolas indocumentados "necesitamos la reforma migratoria integral, la merecemos, porque nosotros suministramos alimento a todas las personas en este país".

Los activistas dijeron que también esperan reunirse el martes con el senador republicano Marco Rubio.

Obama resultó relecto con un sólido apoyo de las minorías étnicas y especialmente de los hispanos, pese a que incumplió su promesa de lograr una reforma migratoria que resuelva la situación de 11 millones de inmigrantes indocumentados y al promedio anual sin precedentes de 400.000 deportaciones.

"Nuestro recorrido no estará completo hasta que encontremos una manera mejor de recibir a los inmigrantes esforzados y esperanzados que todavía ven a los Estados Unidos como el país de las oportunidades; hasta que los jóvenes estudiantes e ingenieros brillantes entren a formar parte de nuestra fuerza laboral en lugar de que se les expulse de nuestro país", dijo Obama en su discurso del lunes.

El mandatario anunció durante su primera conferencia de prensa tras obtener la relección el 6 de noviembre que planea enviar al Congreso un proyecto de ley poco después de tomar posesión, pero la Casa Blanca no ha dicho públicamente cuándo ni cómo presentará su propuesta para una reforma migratoria.

___

Follow Luis Alonso Lugo on Twitter at https://twitter.com/luisalonsolugo