Martina Navratilova dice que solo un "gran ego" pudo haber hecho que Lance Armstrong mintiese sobre su dopaje por tantos años y opina que no se le debería permitir que vuelva a competir en deporte alguno.

Navratilova, quien ha ganado 18 torneos grandes de tenis femenino, dijo que no vio la entrevista de Armstrong con Oprah Winfrey, en la que el pedalista admitió haber conquistador sus siete tours de Francia usando sustancias prohibidas, porque ya se había formado una opinión acerca del ciclista.

"No hay justificación para lo que hizo", expresó. "Mentir con tanta convicción por tantos años, demandar a la gente, seguir ganando y negando... Hay que tener un gran ego para poder hacer eso. Claramente tiene un gran ego".

"No se le debería permitir que vuelva a competir a ningún nivel. Si hubiese sido una vez, pero cada vez que corrió, hizo trampa. Es inimaginable", añadió.

Navratilova se encuentra en Melbourne compitiendo en la categoría de leyendas, en dobles, del Abierto de Australia.

En pareja con Martin Hingis, derrotaron el lunes a Lindsay Davenpor y Cara Black 7-6 (4).