Un ingeniero colombiano figura entre las víctimas fatales de la ocupación por parte de un grupo de terroristas de una refinería en Argelia la semana pasada, de acuerdo con el gobierno en Bogotá.

Carlos Estrada, con 18 años de trabajo en British Petroleum, figura entre las personas muertas por el asalto a la instalación, indicó el presidente Juan Manuel Santos.

Estrada, casado y con dos hijas, estaba radicado en Londres y desde hacía poco tiempo se había trasladado a Argelia para trabajar en aquel país, de acuerdo con el mandatario.

En la jornada, las autoridades argelinas indicaron que por lo menos 37 rehenes extranjeros y 29 islamistas murieron en la ocupación de la planta de gas --que manejan la estatal petrolera argelina junto a BP y Statoil de Noruega-- que había comenzado el miércoles. Fuerzas especiales del ejército argelino asaltaron la instalación el sábado para poner fin a la ocupación y luego el gobierno comenzó la delicada operación de desactivar los explosivos plantados.