Los artificieros argelinos buscaron el lunes explosivos plantados en una refinería de gas, al día siguiente de ser descubiertos más cadáveres en la instalación, con lo que se elevó a más de 80 el número de víctimas fatales causadas por la ocupación del lugar por parte de terroristas.

Fuerzas especiales del ejército argelino asaltaron la instalación el sábado para poner fin a cuatro días de ocupación, y luego el gobierno comenzó la delicada operación de desactivar los explosivos plantados en lo que el gobierno dijo fue un plan para dinamitar el complejo y matar a todos sus cautivos.

En un comunicado, la Brigada Enmascarada, uno de los grupos que dijo haber tramado la ocupación, advirtió que habría más ataques parecidos contra cualquier país que respalde la intervención militar de Francia en Malí, donde los franceses intentan desalojar a extremistas islámicos del norte de ese país.

"Recalcamos a nuestros hermanos musulmanes la necesidad de alejarse de todas las empresas y complejos occidentales por su propia seguridad, especialmente de las francesas", dijo la nota.

Argelia dijo que por lo menos 32 islamistas y 23 rehenes murieron en la incursión del sábado. El domingo, los artificieros argelinos encontraron otros 25 cadáveres, dijo un funcionario de seguridad que habló a condición del anonimato debido a lo delicado del tema.

"Esos cadáveres son difíciles de identificar. Podrían ser los cuerpos de rehenes extranjeros o argelinos, o de terroristas", dijo el funcionario.

Además, un rumano herido que fue evacuado murió en un hospital, lo que elevó el número de fallecidos a por lo menos 81.

Dos estaciones privadas de la televisión de Argelia y varias páginas de internet dijeron que las fuerzas de seguridad encontraron el domingo en la planta cinco islamistas escondidos y supieron que otros tres lograron huir. La información no pudo ser confirmada por los funcionarios de seguridad.

"Ahora, por supuesto, la gente se hará preguntas sobre la respuesta argelina a esos acontecimientos, pero diría que la responsabilidad de esas muertes cae plenamente sobre los terroristas que lanzaron un ataque cruel y cobarde", dijo el primer ministro británico David Cameron. Tres británicos murieron en el asedio y otros tres están desaparecidos y posiblemente muertos.

El lunes, los funcionarios de la cancillería filipina dijeron que seis filipinos figuraron entre los rehenes muertos. El vocero Raúl Hernández dijo a los periodistas que 16 filipinos han sido contabilizados y otros cuatro siguen desaparecidos.

Entre los rehenes muertos figuran además un estadounidense y un francés, y se desconoce el paradero de cerca de 24 extranjeros.

Según las autoridades, la ocupación del complejo fue realizada el miércoles por 32 islamistas de seis países bajo el mando distante del argelino tuerto Moktar Belmoktar, el fundador de la Brigada Enmascarada, con sede en Malí. Los asaltantes se llamaron "Los que firman con sangre", y afirmaron tener canadienses en sus filas.

___

Ganley contribuyó desde París. Los periodistas de The Associated Press Paul Schemm, en Rabat, y Lori Hinnant, en París, contribuyeron a este despacho.