La oposición alemana de centroizquierda obtuvo una victoria marginal sobre la coalición de la canciller Angela Merkel en una importante elección estatal, infligiéndole un revés mientras busca ella se prepara para buscar un tercer mandato más adelante este año.

La coalición opositora de los socialdemócratas y los verdes ganó la mayoría por un solo escaño en la legislatura estatal de la Baja Sajonia, una región de ocho millones de personas en el noroeste de Alemania.

El estado ha sido dirigido durante una década por la Unión Cristiana Democrática, el partido conservador de Merkel, y por los Demócratas Libres, que favorecen una economía de mercado. Ambos partidos forman el gobierno nacional.

Merkel, de 58 años, buscará otro período de cuatro años en una elección parlamentaria nacional que se espera para septiembre.

Ella y su partido están arriba en las encuestas nacionales, pero la oposición espera que la votación en la Baja Sajonia muestre que es vulnerable.