El Nápoli empató el domingo 1-1 con la Fiorentina y perdió la oportunidad de acortar distancia con el Juventus, que se mantiene como líder de la Serie A de la liga italiana de fútbol.

La Fiore se fue arriba en el marcador debido a un error terrible del portero del Nápoli, Morgan de Sanctis.

El cancerbero salió de su área para interceptar un pase largo de Facundo Roncaglia desde el medio campo; no midió bien la trayectoria de la pelota, esta rebotó, le pasó por arriba e ingresó en el arco.

Nápoli logró la igualada a tres minutos de la conclusión del medio tiempo: Edinson Cavani remató de cabeza un tiro libre de Marek Hamsik y logró su 100mo gol en la Serie A.

Alberto Aquilani tuvo el triunfo para la Fiore en el tiempo de compensación, pero su disparo salió por arriba del travesaño.

Nápoli, al que revocaron el jueves una quita de dos puntos como castigo por arreglo de partidos, comparte con la Lazio el segundo lugar en la tabla general. El campeón defensor Juventus es líder y saca cinco puntos a sus más cercanos perseguidores.

La Fiore continúa en quinto puesto.